InicioPioneros del RockLos Gibson BoysMANOLO MUÑOZ Y LOS GIBSON BOYS

Comentarios

MANOLO MUÑOZ Y LOS GIBSON BOYS — 3 comentarios

  1. Escuché las canciones de Manolo Muñoz con los Gibson Boys y me parecieron como el buen vino mejores con el tiempo yo fui al café París por la calle Independencia y escuchaba a los Gibson tambien fui al café que estaba cerca del Templo de Aranzazu por Madero creo que se llamaba el Hildas escuché a los Monstruos en Guadalajara creo que ese fue el nincio de lo que vendria después con el Rock tapatio con bastantes grupos de muy buena calidad.

    Que buenas y envidiables experiencias, muchas gracias por compartirlas con nosotros, ¡Por favor! continúe visitándonos y comentando sus recuerdos.

  2. Efectivamente en el año de 1961, Manolo deja definitivamente al grupo que lo viò nacer artísticamente hablando, “Los Gibson Boys” cuyo nombre lo adoptaron de las gûitarras elèctricas de la marca Gibson, que se decìa eran las más cómodas economicamente hablando. Su estilo de cantar con el grupo fue una imitaciòn de Little Richard y quien no querìa ser como este desenfrenado y carismàtico músico de color, quien siempre le disputò el titulo de “El Rey del Rock” a nada menos que al jòven Elvis Aaron Presley. Manolo inicia la desbandada de los vocalistas de sus grupos, a fin de incursionar como solista, que oportunamente nos refiere el Sr. Gersio. La noticia era entre las niñas, jovencitas y adolescentes damitas, quienes se extremecían y gritaban cada vez que se escuchaba en la Radio las canciones de Manolo Muñoz. El tema del dìa era que usaba lentes de fondo de botella y que se veìa faltal. Otras lo defendìan a capa y espada, expresàndose de su persona como un muchacho atractivo y guapetòn. Otras que se le veìan las cicatrices de la viruela y que esto lo hacìa parecer feo. En fin esto era lo que las mujercitas hablaban y discutìan acaloradamente. Obviamente las comparaciones son odiosas pero en el mundo de la adolscencia y empezar a tener un criterio sobre los diversos temas a tratar, todos hablàbamos y opinàbamos, sin ser críticos y analistas de espectàculos. En lo personal mi preferencia hacia los pilares de la balada fueron siempre Cèsar Costa y Enrique Guzmàn, quienes se encargaron de abandonar a sus grupos “Los Camisas Negras” y “Los Teen Tops” Personalmente siempre he creido que la fama y la imagen de los grupos fueron sus vocalistas originales; y sin ellos, los grupos perdieron imagen, fuerza y popularidad entre la juventud que los viò surgir y ganarse un lugar en la preferencia del pùblico joven. Toda la atenciòn de compañìas fonogràficas y las estaciones Radio difusoras se inclinaron hacia las nuevas estrellas que surgìan para ampliar el universo artístico. Que lástima que los grupos perdieran todo lo logrado en beneficio mezquìno de los directores artísticos, quienes se encargaron de separar a los vocalistas de éstos. Todos los niños casi adolescentes decìamos…¡huy cuate! ya no va a ser lo mismo sin ellos. ¿Y ahora que va a pasar?…pues lo que todos temìamos la desintegraciòn de los grupos. Asi me tocó vivirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *