InicioBaladaManoella TorresMANOELLA TORRES

Comentarios

MANOELLA TORRES — 2 comentarios

  1. El amor de mi vida, nadie la iguala cantando, un encanto de mujer que nació en Nueva York pero se realizó en México, excelentemente narrado su trayecto, yo la seguí de cerca y no podría mejorarlo, es un gusto escuchar la selección de canciones, creo tener todos sus discos pero aquí se escucha mejor, me hace sentir cerca de ella, gracias por un trabajo bien realizado. Cualquier cosa que pueda ayudar, dejo a ustedes mi dirección en Gmail. ¡Felicidades!

    Gersio dijo:
    Gracias por sus líneas Sr. Núñez, nos halaga obtener el visto bueno de quien la siguió en su trayectoria, con eso nos ayudó bastante.

  2. Buenos días, no quise quedarme con la duda, la tienda de discos que usted menciona ¿Estaba cerca de Garibaldi?, la más grande estaba junto a la torre Latinoamericana, era la mejor pero no puede ser la que usted visitaba, porque nunca sería el número 10 de San Juan de Letrán. Agradecería mucho su respuesta, tengo 73 años y me siento confundido por la dirección, yo también compré muchos discos en la sucursal principal y supuse que era la misma, cuando la citó en el artículo de la Ola Inglesa, pero ahora, me confunde un poco.

    Gersio dijo:
    Nos referimos a la misma tienda Sr. Sánchez y trataremos de explicarlo esperando que la memoria no nos traicione . . . El Eje Central, como es conocido hoy en día, tenía distintos nombres en su trayectoria, es decir: desde el sur y hasta El Salto del Agua, era NIño Perdido, del Salto del Agua a la Calle Madero, esquina donde se ubica la Torre Latinoamericana, se llamaba San Juan de Letrán, sólo que la numeración era de norte a sur, iniciando en madero y los pares estaban en la acera de la torre, sita en San Juan de Letrán No. 2; el tramo siguiente, de calle Madero hasta Avenida Paseo de La Reforma, se conocía como Aquiles Serdán y a partir de ahí, rumbo al norte, era Prolongación San Juan de Letrán . . . Así lo recordamos nosotros y esperamos no habernos equivocado, un gusto saludarlo y gracias por visitar Tal como lo vivimoS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *