LA OLA INGLESA [Parte IV]

En esta cuarta entrega comentaremos a ustedes, la sustancial participación con la que estamparon su huella tres importantes agrupaciones: The Sorrows, The Foundations y el caso muy particular de New Vaudeville Band…
The Foundations: Se dieron a conocer en nuestro espacio radiofónico a principios de 1968, cuando la canción “Nena, hasta que te encontré”, fue adquiriendo reputación, sus integrantes: Clem Curtis, Alan Warner, Pat Burke, Mike Elliott, Eric Allan Dale, Tony Gomez, Peter Macbeth y Tim Harris, se habían vinculado un año antes, utlizando para sus ensayos el sótano de una cafetería ubicada en la zona central de Londres y fue el propio ambiente que los rodeaba, lo que inspiró el nombre de la banda, “Los Cimientos” . . . Al año siguiente, durante el mes de febrero, advertimos la presencia de la melodía que significara su mayor logro en México… “Hazme una flor” se colocó muy pronto entre nuestras favoritas, en el lado estadounidense fue distinto, ellos prefirieron “Baby now that I’ve found you”, situándola hasta el 3er. sitio del Hit Parade, en tanto que “Build me up buttercup”, sólo alcanzaría subir al 11o. . . . Al poco tiempo, la asociación quedaría disuelta, nosotros pensamos que su calidad era digna de un mejor destino y sus grabaciones nos avalan, les recomendamos escuchar las tonadas “Llámame” “Puedo llevarme o dejar tu amor” y “El mismo viejo sentimiento” para que ustedes mismos juzguen . . . Su discografía fue editada y distribuida mundialmente por PYE Records y hasta la fecha, son reconocidos como la primer agrupación multiracial triunfadora en el Reino Unido.
The Sorrows:  Iniciaron operaciones desde el año 1963, pero su primer experiencia con “Smoke gets in your eyes” no obtuvo dividendos, no obstante, tanto Don Fardon, como Pip Whitcher, Phil Packham, Terry Juckes y Bruce Finley, no cejaron en su intento, por lo que ávidos por marcar diferencia, siguieron luchando y tres años después, formaban parte del movimiento que logró influenciar al mundo entero . . . sus tonadas “Toma un corazón” y “Rosa, morado, amarillo y rojo” se impusieron en el Reino Unido y en toda Europa, cruzando después los mares para esparcirse de norte a sur por el continente americano, haciendo naturalmente, ineludible escala en nuestro país.
New Vaudeville Band: El compositor londinense Geoff Stephens, acababa de escribir “Winchester Cathedral” y tenía la inquietud de darla a conocer a los diversos sellos discográficos, haciendo un demo para tales efectos, demo en el cual John Carter al interpretarla, cubrió la boca con sus manos, intentando con ello simular el sonido que obtendría al utilizar el megáfono, aparato empleado en sus presentaciones en los años 20s, por el actor, músico y showman estadounidense Rudy Vallee . . . Para evitar trámites largos y tediosos, en julio de 1966 Stephens contrató a varios músicos de estudio, grabándola en  las instalaciones de Fontana Records . . . Gran sorpresa fue que aún no terminaba el año, cuando la tonada se encontraba encabezando las listas del Hit Parade, el éxito fue tan arrollador, que terminó vendiendo más de tres millones de copias, calificando con el paso del tiempo, entre los temas referentes de la década . . . La fama es un compromiso y quienes gustaron de “La Catedral de Winchester”, se encontraban impacientes por verlos presentarse en vivo pero ¿A quienes? la banda no existía físicamente, por tal motivo, el citado autor (Stephens) se dió a la tarea de reclutar los elementos que a partir de entonces, intervendrían en giras y posteriores compromisos, encargándose además de realizar subsecuentes grabaciones, entre las cuales “Peek a boo” y “Central Finchley”, alcanzaron a despuntar al norte de nuestras fronteras, sin esccucharse por acá . . . Por último y antes de cerrar el capítulo, los invitamos a escuchar las melodías “Si pudiera describirte” y “Utiliza los pies”, en las cuales se observa más claramente el estilo “Retro” creado intencionalmente y por otra parte, presentamos la versión original de “Murmullo de amor”, compuesta por el multicitado Geoff Stephens en colaboración con Les Reed, misma que al año siguiente, adquiriera renombre en la versión de The Herman Hermits.

Agradecemos pausar el audio antes de reproducir vídeo.
[wonderplugin_video videotype=”mp4″ mp4=”http://www.serlesa.com.mx/wp-content/uploads/2018/02/HAZME_UNA_FLOR.m4v” videowidth=560 videoheight=420 keepaspectratio=1 videocss=”position:relative;display:block;background-color:#000;overflow:hidden;max-width:100%;margin:0 auto;” playbutton=”http://www.serlesa.com.mx/wp-content/plugins/wonderplugin-videoembed/engine/playvideo-64-64-0.png”]
[wonderplugin_audio id=”309″]

Comentarios

LA OLA INGLESA [Parte IV] — 4 comentarios

  1. Como siempre Sr. Gersio, excelente artículo, gracias por compartir con nosotros todo lo que sabe y la música tan selecta que tiene, interesante lo que sucedió con “Winchester Cathedral” ¿Y las ganancias? ¿Las habrán repartido entre los músicos que la grabraron? sería injusto dárselas a quienes integraron después la banda ¿Usted que sabe de eso?

    Gersio dijo:
    Buena pregunta Sr. Vázquez, nosotros creemos que las ganancias fueron para el Sr. Stephens y Fontana Records, tenemos entendido que los músicos de estudio, sólo cobran lo convenido por participar en la sesión de grabación, no lo sabemos a ciencia cierta pero es nuestra opinión . . . Gracias nuevamente por su participación.

  2. Que gran sitio , tienen de lo mejor en la musica, para nosotros los melomanos que queremos escuchar la mejor musica, un saludo.

    Gersio dijo:
    Igualmente, saludos para usted Sr. Argumedo.

  3. Reencuentro con mi pasado. Lo que bien se aprende no se olvida. Recordar es parte de la vida.

    Gersio dijo:
    Y según pasa el tiempo, la última adquiere mayor importancia . . . Gracias por comentar Sr. Contreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *