EVA MARIA

En el crepúsculo de la década de los años 60s, durante 1967 específicamente, emergió al mundo musical, una pequeña (por su edad) estrella jalisciense de nombre Eva Ramírez Santana, quien desde muy temprana edad y acompañada de su inseparable amiga (Una guitarra), segura de que lo lograría, comenzó a tocar puertas para obtener la oportunidad de darnos a conocer su talento . . . Alfredo Bojalil “El Güero” Gil, en ese entonces Director Artístico del sello discográfico Capitol y poseedor de una enorme experiencia, confió en ella desde el principio, procediendo de inmediato a realizar los trámites, a efecto de producirle un disco de larga duración, algo que por cierto, desconocemos las razones, tomó su tiempo . . . El caso es que la bella cantautora, distinguida en su momento como La compositora más joven de México, se encontraba envuelta entre luces y reflectores, tan pronto como salió al aire su primer sencillo, estábamos en plena época de las Chicas Ye-Yé y “La chica buena” de su inspiración, se coló como la humedad dentro del gusto juvenil, poco después ya la escuchábamos con el tema de origen italiano, escrito por Adriano Celentano y Luciano Beretta “El muchacho de la calle azul”, sirviendo éstas como alfombra roja para dar paso a su gran logro: “Amor es mi canción” compuesta por el gran actor y humorista británico Charles Chaplin, para ser incluída en la pista sonora de la cinta “Una condesa en Hong Kong” y con la cual, nuestra bella Eva María, quien se encargó de escribir la letra en español, se haría acreedora al Disco de Oro, además de resultar electa “Revelación femenina de 1967” . . . La sensibilidad y el romanticismo, hicieron acto de presencia en el material de su vinilo, a través de las tonadas “El momento final” y “16 primaveras” . . . Para nuestro particular gusto, entendemos que “Hazme tu amada”, popularizada allende el norte por Barbara Lewis, así como su inspirada canción, dedicada al matador de Palma del Río, Manuel Benítez “El Cordobés”, tenían lo suficiente para significarse en sonados éxitos pero como siempre, la ceguera de los ejecutivos discográficos, les impidió reconocer su talento y originalidad, prefiriendo ocuparse en producir repetidas traducciones para éxitos importados, situación que nos privó de escucharla con otros temas de similar estilo, llevándonos a recordar aquella famosa sentencia . . . Nadie es profeta en su tierra.

Eva María continuó su trayectoria interpretando diferentes géneros en diversas locaciones, el siguiente vídeo, junto con algunos otros, fue publicado en su Canal de YouTube.
 [wonderplugin_gallery id=”235″]
[wonderplugin_audio id=”308″]

Comentarios

EVA MARIA — 1 comentario

  1. Buenas noches, es un gusto recordar esta hermosa versión de “Amor es mi canción”, tienen razón fue poco valorada en su momento, otro talento mexicano desperdiciado, nunca escuché antes la composición que hizo al Cordobés pero es bastante buena. Los felicito por su página.

    Gersio dijo:
    Fueron tiempos difíciles para los compositores, lo importante para los sellos discográficos era el dinero y lo que se vendió como pan caliente, fueron las copias de éxitos comprobados, muchas veces realizados con calidad deficiente, es una lástima . . . Agradecemos su valiosa intervención Srita. Rizo . . . Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *