Comentarios

DR. KILDARE — 6 comentarios

  1. Muy bueno tu articulo sobre la serie Dr. Kildaire, yo vi varios episodios, pero como siempre admiré muchísisimo y me gusto tanto la serie del Dr. Ben Casey, pues no se siempre las comparaba y siempre me quedaba con el Dr. Ben Casey.

    Que bueno que no está mi esposa leyendo esto, te localiza y temo por tu salud.

  2. Wow Gersio nunca había escuchado a Richard Chamberlain cantando, no lo hace mal, es mas suena muy bien.

    La verdad es que si, tiene varias buenas: “Todo lo que tengo que hacer es soñar” de los Everly Brothers, Hi-Lili, hi-lo de muchos otros, “Amor Verdadero” (True love) y “Amame tiernamente” de Elvis, “Amor de abril” de Boone, etc . . .

  3. Excelente trabajo, Sergio, me parece muy creativo y arduo el trabajo de recopilar música e imágenes. Se necesitan los recuerdos para construir nuestros sueños.
    Un abrazo

    Tiene su chiste, pero que sirva de algo lo que he coleccionado, tu sabes que siempre me gustó ahondar en las diversas modas musicales, lo demás es simplemente, recopilar para fundamentar lo expuesto en cada artículo, en nuestro particular caso, me gustaría que a través de alguno de ellos recordaras: la banca con el eterno Agustín, las cámaras Retinete y las respectivas fotos, el 007, el Mali-Nali, las fiestas y principalmente a Javier Núñez “El Gato”, Memo “El Jarocho”, Jaime Johnson, Eduardo Morteo, Jorge “El Coco”, Jano, David del Villar, Juan y Arturo Hiriart, en fin, a todos los amigos y por supuesto a ellas “Nuestros Amores de Juventud” que nos acompañaron en nuestra aventura por “Tlatelolquito el Bello”, elementos vitales en el cimiento de esta amistad.

    Fue un verdadero gusto leer tu comentario, por este tipo de satisfacciones vale la pena continuar, esta es tu página, visítala cuando gustes.

    ¡Ah! y recibe un afectuoso abrazo

  4. No cabe la menor duda amigo Gersio, ¡vaya que si es injusto! desafortunadamente para los que somos de tez morena, nos vimos màs rechazados que los “Gûeritos” pero ¡Ah como soñaban! las niñas con este señor Richard. En fin estimado amigo esto ya pasò. Efectivamente esta serie fue de las mas favorecidas por la concurrencia. La verdad es que no habiendo otra cosa, nos tenìamos que conformar y ver las series que nos proyectaban en la T.V. En lo personal me trae recuerdos tristes, pues mi madre Doña Agripina, estuvo ocho largos meses hospitalizada en el CMN hoy Siglo XXI por haber sido operada de sus piernas por las vàrices. Mi hermana era una pequeñita de 4 años de edad y tuve que hacerme cargo de ella y de la casa por ser el màs responsable en la familia. Cursaba mi segundo año de secundaria y ya tenìa una resposabilidad de padre de familia. En fin esta serie me recuerda los largos meses de enclaustramiento de mi madre en el hospital y la verdad detestè el àmbito de todo lo que tenga que ver con nosocomios. Asì me tocó vivirlo.

    Esa “fobia” por los hospitales la comparto con usted, muchos opinan que es necesario recurrir a este enclaustramiento, a mi me parece que además de sufrir la enfermedad, a los pacientes les imponen reglas muy estrictas durante el “encierro”, además claro, de estar en una cama sin permitirles el consuelo que sólo ofrece la libertad de disfrutar de la compañía familiar.

  5. Uuuuyy que recuerdos me trae esta serie viéndola en familia con mi mamá y mis hermanos…y quien no dijo en ese entonces un . . . . . “Ni que fueras el Dr. Kildare”.

    Así fue, los que no nos parecíamos a este doctorcito, no aprobábamos el examen físico que realizaban con la mirada todas los chicas de la época, ni modo y como dice siempre el buen amigo Toño Síntora que aquí participa con sus comentarios . . . Así me tocó vivirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *