Comentarios

SAMMY FAIN — 1 comentario

  1. En principio he de agradecerle que me haya ilustrado respecto al creador de estas melodias que fueron los temas musicales de estas inlovidables peliculas del genio creador de Walt Disney. En la primera de ellas, creo que era muy niño y nunca entendì el drama, ni el por què de esta cinta; cuando me llevaron mis padres al cinematografo fue en el llamado Cinelandia, donde exhibian peliculas de Disney, Stand Laurel y Oliver Hardy (El gordo y el flaco), Los tres chiflados y por lo general caricaturas (cartoons) de los personajes de Walt. En la segunda, creo un poco mas grandecito entendì mejor la trama y el desarrollo de Peter Pan. Ha sido la cinta con la cual me he identificado màs; es decir, volar y sentir la emociòn del vacìo en el estòmago y sentir la caricia del viento en la cara, obviamente debì soñarlo y como Wendy tambièn creì en el paìs de Nunca Jamàs. La he llegado a ver en varias ocasiones siendo joven y posteriormente como adulto, y hasta la fecha me seguirà asombrando el ingenio de este extraordinario ser humano que dedicò su vida a la niñez.

    Por lo concerniente a estas melodias en la voz de Johnny Mathis y Brenda Lee, son un verdadero halago para el recuerdo de este formidable cantante de color, cuya pronunciaciòn es la màs nìtida, clara y expresiva en su idioma, amèn de su estilo romàntico inconfundible. Por la encantadora ronquita, me pongo de pie ante encantadora cantante. Y la bella, siempre encantadora “la pecosita” doña Doris Day, que tambièn tuvo lo suyo y nos embrujò con esa hermosa sonrisa y brillantes ojos azules; para muchos caballeros la mujer ideal, por aquello de que los caballeros las preferimos rubias. Asì me tocò vivirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *