Como mencionamos en Nuestro Proyecto Inicial, durante la primera parte de la década de los años 50s, las tonadas que se escuchaban a través de las diferentes radiodifusoras, distaban mucho de seleccionarse para complacer los gustos de la juventud y es que realmente en México no había cantantes jóvenes ni tampoco un género que los identificara, por lo tanto, Chiflados-Rockescuchábamos “La hora de Pedro Infante” “La hora de Jorge Negrete” “Voces y Guitarras” “Bolero y Sentimientos” “Del Mambo al Cha-cha-chá y viceversa” “Así es mi tierra”; en fin, una serie de programas muy buenos por cierto, en los que se daba difusión a los famosos tríos, cantantes de bolero romántico, ritmos caribeños y por supuesto, la música interpretada por nuestro popular mariachi.
Muy cerca de aquí, rumbo al norte y cruzando el río, ya comenzaba la revolución musical: Bill Haley, Litlle Richard, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry y Fats Domino, calentaban el ambiente para que poco a poco aparecieran en la escena quienes se convertirían en ídolos de la juventud; Elvis Presley, Paul Anka, Brenda Lee, Ricky Nelson, Frankie Avalon, Richie Valens, Buddy Holly, Teresa Brewer y muchos más.
Las autoridades, bueno unos tristes políticos encabezados por “Unchoro y hurto elresto”, no, no me equivoqué ni lo escribí mal, simplemente no tiene caso poner su nombre, ya bastante impopular fue como para hacerle promoción en este espacio y bueno, ya volviendo al tema, el caso es que estos señores inventaron un montón de cuentos para impedir la entrada del Locura-Rocknuevo ritmo a nuestro país.
Lo anterior provocó un particular fenómeno, toda vez que los productores de cine, desconfiados por el futuro del Rock ‘n’ roll, no estaban dispuestos a arriesgar, por lo tanto, lo que menos pensaban era contratar actores jóvenes para protagonizar las pocas cintas que relacionadas con la juventud fueron realizando.
Y entonces ¿Que fue lo que sucedió?, bueno que en 1956 vimos a dos super estrellas de la música romántica: Agustín Lara y Pedro Vargas, uno a la edad de 56 años, mientras que el segundo contaba con 52 cuando estelarizaron LOS CHIFLADOS DEL ROCK AND ROLL, en 1957 se filmaron LA LOCURA DEL ROCK AND ROLL, con Juan García Esquivel de 39 años en el rol principal, además de AL COMPÁS DEL ROCK AND ROLL con Joaquín Cordero cuando ya había cuplido los 34. Ellos, según “aquellos genios hacedores de cine”, eran quienes representaban el ritmo cien por ciento juvenil en México ¿Como ven? y digo esto con todo respeto para cada uno de los actores y músicos ¿Y todo por qué? para complacer la necedad de unos cuantos . . . Que lástima.
Gloria-RiosPero no todo fue lamentable, en tanto llegaba el momento de darle oportunidad a la juventud, pudimos disfrutar las canciones y excelentes coreografías de Gloria Ríos, había rostros nuevos en el cine, Angélica María entre ellos. Además, hablando de música, en la radio ya teníamos el gusto de escuchar algunos temas de gran aceptación en La Unión americana, tales como: “Personalidad” y “De las tobilleras a las medias” con el gran Germán Valdés “Tin Tán”, “El médico brujo” en voz de su hermano Manuel, era muy notoria la influencia norteamericana en las melodías interpretadas por Los Cuatro soles y ¿Dentro de la pantalla chica?, bueno, ahí Las Hermanas Navarro nos habían ya deleitado con “Sh-Boom” y “El relojito”, en tanto que, en los diversos programas de variedades, algunas orquestas se compadecieron y nos fueron dando probaditas de nuestro amado ritmo.
Así, dando tumbos, llegó la década de los 60s, finalmente el Rock ‘n’ Roll impondría las condiciones y precisamente de eso, hablaremos en TAL COMO LO VIVIMOS.

Artículos Relacionados


Comentarios

El Comienzo — 4 comentarios

  1. Nunca volverán esos tiempos, cuando las canciones transmitian amor y buenos sentimientos. Que alegría poder seguir escuchando esas bellas melodías y a Los Hermanos Carrion, una verdadera chulada de canciones que me llenan de grandes y muy satisfactorios recuerdos. Un abrazo con mucho carino. Betty Yánez

    Less dijo:
    Igualmente Srita. Betty, un cordial abrazo para usted.

  2. Mi padre grabó en Capitol y RCA Victor, como Gerardo Olvera (La Voz Gemela de Pedro Infante) en Monterrey, N.L., ¿Alguien me puede ayudar a conseguir los discos?.

  3. Como recuerdo a mi hermana Laura, ella era 6 años mayor que yo y siempre estaba renegando acerca de lo que aquí se comenta, todo está prohibido decía y mis padres la reprendían cuando encendía el radio, era el único y se encontraba en la sala, yo estaba muy chica, si acaso 8 años pero me dolía verla llorando porque no la entendían.
    Con el tiempo se casó y se le veía feliz pero murió muy joven en un accidente de auto, su esposo manejaba cuando los embistió un camionero que huyó y nunca lo encontramos, los dos murieron instantáneamente, fue muy triste, yo acababa de cumplir 19 años.

    Gersio dijo:
    Realmente muy joven partió su amada hermana, según sus propias palabras ella contaba apenas con 25 años y si… En verdad es muy triste pero lo bello aquí es que conoció el amor y en la plenitud del sentimiento se encaminaron juntos a otra etapa, misma que ningún mortal conoce pero que, confiando en La Bondad Divina, será un camino mejor que el que actualmente cruzamos y seguramente allá, dentro de algunos años, cuando usted también sea llamada, Laurita la recibirá con los brazos abiertos.

  4. En esa época, por la radio se escuchaba una canción bastante rara, cuya letra no recuerdo muy bien, hablaba de una caja de mala suerte para el que la traía consigo, la parte final decía así: En el cielo San Pedro me recibió y al verme con la caja me dijo “Sácate de aquí con tu pum pum y al infierno fui a parar”.
    Ojalá alguien recuerde y me diga quien es el autor y el grupo que la cantaba. Mi nombre es José Rolando Jiménez Romero de 59 años, gracias.

    Gersio dijo:
    Esperamos no equivocarnos Sr. Jiménez, aunque la letra no es igual, el sentido es el mismo . . . Por favor, póngale pausa a la música contenida en esta página y escuche usted “La cosa” con su autor Lalo Gerrero, aquel de Pánfilo y demás ardillitas (Aquí) . . . Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *