LA CENICIENTA DEL BARRIO

En aquellos tiempos, la única manera que tuvimos de admirar a Rocío, fue a través de sus películas, recuerdo que algunos de mis amigos no se encontraban aún convencidos del enorme carisma de la hermosa españolita, no es mi caso, a mi me conquistó desde que cantó “Paraba papá” al inicio de su inolvidable “Canción de juventud”, sin embargo, aún después de “Rocío de La Mancha”, había quienes seguían con sus dudas, las cuales se disiparon en forma inmediata cuando nos presentó su tierno personaje en “La Cenicienta del barrio” (conocida por muchos como La chica del trébol) en donde además interpretó sus exitosos temas: “Camino de la felicidad” “Canto para ti” “Trébole”  y “Los piropos de mi barrio”, el resultado fue avasallador por lo que me atrevo a afirmar que esta cinta  la consagró definitivamente en México.

 [wonderplugin_gallery id=”166″]

[wonderplugin_audio id=”179″]

Comentarios

LA CENICIENTA DEL BARRIO — 4 comentarios

  1. Como usted dice y dice bien nos cautivó a todos, poco a poco la mercadotecnia y el gran impulso que se le dio a sus canciones la obligó a venir a México. Radio Mil estuvo presente en el aeropuerto para arrancarle la primera entrevista a su llegada. Y de ahí para adelante, hasta que se tomó un tiempo para dedicárselo a su familia y posteriormente regresar a este país que siempre le abrió sus puertas y los brazos de todos los que le admiramos y quisimos hasta su partida. En lo personal siempre tuve a nuestras divas en primerísimo lugar, pero dentro muy dentro de mi corazón existe un rincón dedicado a ella, donde sigue viviendo y no paga renta. Marìa de los Ángeles De las Heras Ortìz, por siempre nuestra Rocio Dúrcal ¡y olé!.

  2. Rocío es y será mi gran Rocío, su partida me causó un gran dolor, nadie como ella ni en España ni en América. Desde 1966 me enamoré de ella y hasta la fecha es mi máximo. Gracias a Dios por haberla traido al mundo.

  3. Empecé a admirar a Rocío Dúrcal cuando tenía apenas 12 años, en ese entonces se usaba la mímica para cantar y yo en un acto del día de la madre hice un doblaje de “Canción de juventud”, por supuesto que la que cantaba era Rocío Dúrcal, pero yo hacía como que era yo la que cantaba, mi mamá estaba emocionada y recuerdo que tenía una maestra que se llamaba Marina, que era mi admiradora, jajaja, ay Dios, ¿Quien no quería ser Rocío Dúrcal? yo creo que todas, luego cuando crecí, de repente la escuché cantando canciones de Juan Gabriel que era mi idolo y yo creo que en las mejores épocas de mi vida siempre me ha aconpañado la voz de Rocío Dúrcal, que sin duda ahora esta cantándole a Dios, posiblemente “Los piropos de mi barrio”, o bien, “Fué un placer conocerte” . . . Hasta pronto Rocío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *