Comentarios

TIEMPO DE LLORAR — 3 comentarios

  1. Siempre es grato recordar al joven ìdolo de la juventud el Sr. Cèsar Costa. La historia radiofònica de los primeros años sesentas, cambió radicalmente su programaciòn y la T.V., lo incluia en sus programas musicales los cuales estaban dedicados a los adultos, esto nos impedìa tener la libertad de ver dicha programaciòn; sin embargo hubo ocasiones que nos hacìamos los dormidos y bien o mal alcanzábamos a ver sus actuaciones. Habìa algo muy significativo en el cambio de estructuras musicales que por años escuchamos por la Radio. Considero que este cambio rompiò con los paradigmas establecidos por las generaciones anteriores y que nos tenìa sumergidos, adormecidos y por que no decirlo asì, enagenados. El movimiento de la mùsica juvenil la he considerado como la piedra que se lanzò al viejo vitral hacièndolo añicos, dando paso a nuestros Años Maravillosos del Rock and Roll y la Balada. Nuestro ìdolo Cèsar Roel nos transportò a ese emblemàtico sitio en donde todos a travès de una canciòn o melodìa, soñamos con el amor hacía lo màs bello de la creaciòn. En el estricto sentido de la publicidad como en la fe, se dice que Santo que no es visto, no es adorado. Y Cèsar no fue la excepciòn. Recuerdo la expresiòn de los adultos, es decir, mis tíos. tías y abuelos paternos al quedarse callados y no decir absolutamente nada de la actuaciòn del mencionado baladista. En cambio si cantaba Verònica Loyo, Alejandro Algara, Hugo Avendaño, Olga Guillot, Bienvenido Granda, Celio Gonzàlez, imediatamente se hacían comentarios de su actuaciòn; no asì con Cèsar, Julisa, Enrique Guzmàn, etc. Era màs que obvio, simplemente no entendìan esa nueva generaciòn. Asì me tocò vivirlo.

    Mi experiencia fue diferente, a mi madre (Doña Lucha) le tocó ser el adulto que siempre tuve cerca, ella por el contrario, siempre me animó a amar la música y la llegada del Rock ‘n’ Roll no hizo diferencia, recuerdo que nos veíamos para comer en un restaurante que afortunadamente contaba con una Rockola y ella siempre me obsequiaba monedas para poner las canciones que había de Enrique, César y principalmente cantantes extranjeros como Pat Boone (De quien siempre me pedía que pusiera la canción “I’ll Remember tonight”), Elvis Presley, Paul Anka, Brenda Lee, etc . . .

  2. Hola Sergio….es muy bonito tema, hacía tiempo que no lo oía….y aunque no he intentado lo de las fotos, ya te aviso a ver qué tal…saludos: GZ

    Ok mi buen amigo, estaremos pendientes.

  3. ¡Caray amigo! que detalle de Doña Luz al fomentarte el gusto musical y poner toda su comprensiòn hacia tì. Mi madre Doña Pina tambièn fue flexible y ella me decìa…oye ¿ahora no vas a sintonizar la estaciòn donde cantan Ju Julia, Mi corazòn Canta, Lluvia, etc. etc. ? y de inmediato cambiaba de estaciòn para darle gusto a mi señora madre y por ende tambièn darme gusto y escuchar todo el dìa la Radio.
    Recuerdo que enfrente de la Secundaria Nocturna nùm. 13, Constituyentes de 1917 habìa una loncherìa y por lo regular se llenaba de jòvenes que pasaban a comer algo antes de entrar a clases, pues la jornada era verdaderamente pesada. En este lugar se tenìa una ROCK OLA que estaba repleta de los èxitos del momento. Primero con aquellos viejos discos de pasta de 75 r.p.m. y despuès de los discos de acetato de 45 r.p.m. Todas las tardes hasta las ocho de la noche se escuchaba el Rock and Roll en Español y la muchachada felìz y encantada de la vida. Hubo en cierta ocasiòn que nos visitò Luis Vivanco Hernàndez “El Vivi”. Supongo que debió pedir permiso para hacer esta visita. Recorriò todas las aulas desde los primeros hasta los terceros. Fue todo un acontecimiento pues las mujercitas de inmediato lo reconocieron y se lanzaron a pedirle autógrafos. En el caso de los jòvenes nos mantuvimos al margen, pues sentimos que el revuelo era tal que se podìa perder el control y entre empujones, dimes y diretes, facilmente hubieran desnudado al joven cantante de los Crazy Boys. Ataviado de forma informal pantalòn vaquero entallado, chamarra de cuero negra, zapatos tenis, calcetas blancas y de playera gris. Fue una tarde inolvidable, el hecho de que este ìdolo nos visitara, nos hacía sentir que el plantel tenìa relevancia y que el civismo demostrado por el alumnado fue satisfactorio. La direcciòn realizò una encuesta para ver la posibilidad de hacer una presentaciòn en el plantel de este grupo. Nunca supimos el resultado de esta encuesta, pero creo que la autoridad del plantel temiò que este tipo de eventos costarìan una fortuna y lamentablemente nunca se pudieron lograr. Cabe hacer la acotaciòn, que esta secundaria era para trabajadores, y hubo personas que trabajaban para Los Estudios cinematogràficos de Churubusco, Orfeòn y Peerles; siendo los adultos principalmente. En fin nos quedamos con las ganas de ver a nuestros ìdolos actuar en exclusiva para nuestra Secundaria. Asì me toco vivirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *