MARÍA EUGENIA RUBIO

Durante el año 1960, María Eugenia Rubio se incorporó a la fila de quienes, ansiosas de alcanzar la fama, aprovecharon la oportunidad que les brindaba el nacimiento de un nuevo ritmo y con él, el surgimiento de nuevas costumbres, todas ellas impuestas por la juventud y aunque es cierto que ella tenía ya algunos años dentro del ambiente artístico, entonando temas como “Cachito” y “Navegar”, no contó con los argumentos para destacar ante la difícil competencia que representaba la gran cantidad de intérpretes del romántico bolero, por lo tanto, su trayectoria era totalmente desconocida hasta la introducción del Rock ‘n’ Roll en México . . . Su anterior aventura no interfirió para nada en su desarrollo dentro del juvenil movimiento y pronto fuimos testigos de su primer gran éxito “Fuiste tu”, mismo que acompañado de “Mágica luna” “Un tipo es un tipo” y Cándida”, la colocaron entre las intérpretes favoritas de la época, su forma de agudizar la voz y principalmente el tartamudear al cantar, la llevaron a imponerse con su particular estilo . . . Por otra parte, contó con la fortuna de grabar para la firma disquera Orfeón que la promovió durante mucho tiempo, incluyéndola como parte del elenco dentro de las sesiones de su programa semanal “Premier Orfeón Dimsa”, mismo que con el tiempo cambiara su nombre por el de “Orfeón A Go-Go”, agendado para trasmitirse los días viernes a las 20:30 Hrs., proporcionando a los jóvenes, la oportunidad de disfrutar la actuación de gran cantidad de estrellas . . . Dos discos de larga duración fueron en total su producción discográfica, y ciertamente el primero de ellos, editado en 1961, fue suficiente para consagrarla, afirmación que hacemos al analizar su contenido, toda vez que aunado al material con anterioridad mencionado, destacaron otros temas ampliamente difundidos en la radio: “Mi banco de escuela” “La melancólica” “Eso, eso”, además de “No” “Núbole” y “El túnel del amor”, consiguiendo calificarse como precursora de los grandes años del Rock y en este apartado queremos destacar el coro de lujo que la acompañó en muchas de estas grabaciones . . . Las Hermanitas Jiménez.A todo lo anterior,, debemos agregar que en 1962 se llevó a cabo el lanzamiento de su segundo album y esta vez, las canciones sobresalientes fueron: “Prende una mechita” en primer término, secundada por las rítmicas “Cuando se está enamorada” “La tartamuda” y “Si mi hijita linda”, en tanto que, entre las románticas, encontramos las tonadas “Antes” “Quiero tenerte cerca” y “Señor compositor” . . . Por otra parte, en el transcurso de dos años (1961 – 1962), participó en tres cintas cinematográficas Jóvenes y Rebeldes, A Ritmo de Twist y Las Hijas del Amapolo . . . Mucho se habló de que María Eugenia Rubio, superaba la edad apropiada para representar a la juventud, nosotros no estamos de acuerdo y no es sólo nuestra opinión, la gran cantidad de logros que hoy recordamos la respaldan, ella se arriesgó, tomó la oportunidad brindada y se convirtió en un ícono de los bellos tiempos . . . . . aquellos del Rock.

[wonderplugin_gallery id=”103″]
[wonderplugin_audio id=”37″]