JOSÉ MARÍA NAPOLEÓN

Después de tres años grabando para Discos Raff, empresa que hasta entonces le editara cuatro LPs y por supuesto, tras haber obtenido el primer sitio en la competencia nacional del Festival OTI 1977, Napoleón se convirtió en una firme promesa de la balada romántica, por consiguiente, la citada compañía discográfica no tardó en aprovechar el momento, terminando el decenio con la edición de otros dos discos de larga duración: NAPOLEÓN y SIN TU AMOR cuyos temas principales “Recuerdo apagado” “Amor de habitación” “Eres” “30 años” “La vida” y “Sin tu amor” lo fueron colocando entre los favoritos del público . . . Durante la década de los años 80s, su carrera parecía florecer y con cada acetato lanzado al mercado fue afianzándose dentro del gusto popular y desde 1980 comenzó el gran desfile de éxitos con las populares “Leña verde” y “Ella se llamaba”, en 1981 con “Amor amarte a ti” y “Celos”, no entendemos bien que sucedió pero en 1982 salió su último disco producido por Raff MARÍA SUSANA, mismo que como un fantasma recorrió las radiodifusoras . . . Muy distinto panorama se presentó al salir a la venta sus primeros vinilos producidos bajo el sello Ariola: TIEMPO AL TIEMPO (1983), CONTRA VIENTO Y MAREA (1984) y SI SUPIERAS ALBERTO (1985), tan pronto como fueron distribuidos para su venta, se convirtieron en éxito las principales tonadas de su material: “Mentirosa” “Tiempo al tiempo” “Me miras” “Oye tu que dices” del primero, “Me gusta” “A donde irás” “Rosa temprana” “Prefiero morir de pie” “Me voy a ir” y “Dame tu mano” por el segundo, “Alberto” “Te quiero, te quiero” y “A todas la mujeres que amé” por el tercero, acapararon cada una en su momento, la atención de sus admiradores . . . Sin embargo, el inexorable correr del tiempo, daba paso a las nuevas generaciones, los integrantes de los grupos infantiles: Timbiriche, Menudo y Chamos entre otros, estaban madurando y a partir de entonces, nombres como Luis Miguel, Thalía, Paulina Rubio, Ricky Martin por un lado y por el otro el explosivo arranque de grupos como Caifanes, Maldita Vecindad, Café Tacuba, Enanitos Verdes, etc… Acaparaban el tiempo aire de las distintas estaciones de radio, relegando consecuentemente la difusión de las nuevas grabaciones efectuadas por los baladistas que dominaron el escenario durante la anterior década . . . Recapitulando hoy en día, es justo reconocer que efectivamente, la vida no satisfizo a José María Napoleón “Sus ansias de matador”, pero en cambio lo compensó con la sensibilidad y talento necesarios para la composición, el canto y la poesía, por lo que nos gustaría terminar asegurando a él, que con ésto logró hacer para sus seguidores “Una gran faena”.

[wonderplugin_gallery id=”150″]
[wonderplugin_audio id=”329″]

JOSÉ MARÍA NAPOLEÓN (Inicios)

José María Napoleón Ruiz Narváez originario de Aguascalientes, adquirió el gusto por la música influenciado por su señora madre, sin embargo, fue su pasión por La Fiesta Brava y su andar por algunas plazas de la República Mexicana, lo que lo traería a la capital y con ello daría inició su carrera artística en 1970, año en el cual Discos Musart le ofreció la oportunidad de grabar lo que sería su primer LP, sin embargo, la escasa promoción evitó el despegue del llamado Poeta de la Canción y el tema de su autoría “El grillo”, fue lo único relevante en su paso por el citado sello discográfico . . . Afortunadamente la cosa no quedó ahí y fue durante 1974 que regresó al ambiente musical, Discos Raff le abría las puertas para poder cumplir con su destino; DE VEZ EN VEZ, editada en 1975, fue la primera producción de esta etapa y dentro de ella, encontramos sus primeros éxitos: “Eres” “Hasta entonces” y “La canción del Molino Rojo”, las cuales muy pronto serían bastante bien consideradas dentro de la programación de las distintas estaciones de radio . . . Llegó 1976 y con él buenos augurios para el cantautor, en el mes de julio defendió el tema de su inspiración “Vive”, participando por partida doble en el Festival OTI, logrando calificar para la justa final, donde obtuvo el cuarto lugar del certamen, la canción proporcionó grandes dividendos y pocos meses después, se encontraba a la venta su disco de larga duración VIVE, mismo que contenía otro par de sobresalientes hits: “Después de tanto” y “De camino en camino” . . . Mejor reconocido, Napoleón volvió a participar en el Festival OTI y que bien que lo hizo, esta vez conquistó el primer lugar y con ello el derecho a representar nuestro país en la competencia internacional celebrada en Madrid, en la cual no le fue muy bien por cierto, su canción “Hombre”, obtuvo únicamente 44 puntos, suficientes para ocupar el sitio número 16, lo positivo fue que la baja calificación se debió tan sólo a la opinión de unos cuantos, es decir, la de los jueces, las mayorías quedaron encantados con el tema y lo mantuvieron en lo alto por mucho, mucho tiempo; por otra parte, en lo que a grabaciones se refiere, Napoleón estuvo bastante ocupado con la preparación de dos producciones más, el propio éxito así lo exigía y el objetivo consistía en sacar al mercado sus siguientes LPs; PAJARILLO y HOMBRE . . . Continuará

 [wonderplugin_gallery id=”39″]
[wonderplugin_audio id=”71″]