CUARTETOS DE ANTAÑO

La TV en mis años mozos, aunque poco accesible, destacaba ya como entretenimiento para todas la edades, los más pequeños con Teatro Fantástico y Club Quintito, en tanto que los mayores gozaban de muchas más opciones y a través de los programas musicales, una familia bastante sonriente y agradable, El Cuarteto Ruffino, sobresalió y se colocó en el gusto popular con la tonada “Triana morena”, sus integrantes Carlos (Papá) Ruffino, Mercedes (Mamá) Villarte y sus dos hijos Carlos y Julie formaron parte de la historia musical latinoamericana . . . Procedentes de La Habana, mucho tiempo radicaron en nuestro país y por lo tanto, sus apariciones ante las cámaras de la pantalla chica fueron bastante frecuentes, mismo caso el de sus presentaciones personales, en las que alternaron con otras grandes figuras del momento . . . Además de la citada canción, popularizaron “Luna de miel en Puerto Rico” y “Sin motivo”, escuchándose repetidamente con “Miénteme” “No te importe saber” y “Vereda tropical”; en lo particular los recuerdo con la melodía “Mucho corazón” y ¿Cómo no? si tengo grabada en la memoria la noche que fueron invitados a uno de esos TV Programas y la cantaron, me encontraba acompañando a mi querida madre (Dóña Lucha), quien con buena dosis de sentimiento los acompañó en sus acordes.

[wonderplugin_gallery id=”245″]

Me atrevo a escribir lo siguiente, ofreciendo de antemano disculpas a nuestros hermanos Chilenos porque sé que Los 4 Hermanos Silva: Lolita, Julio, René y Hugo, habían ya disfrutado el éxito en su propia tierra, nosotros conocimos su talento hasta que llegaron a México y eso sucedió por ahí del año 1958 que es cuando mi mamá comenzó a comentarme acerca de ellos . . . Recuerdo muy bien cuanto le gustaban su interpretaciones “Quisiera ser” y “Cuando tu me quieras”, son lo máximo me decía y es que ella sufrió mucho con el hombre que solamente me heredó el apellido y eso la inclinó hacia los temas románticos, aunque no por eso dejaron de agradarle “Yo vendo unos ojos negros” “El pájaro Chogüí” y naturalmente otras sentimentales como “Escríbeme” “Confianza” y “Recuerdos de Ypacaraí” . . . A mi me gustó una tonada que acaparó la atención en 1962 ó 1963, extraño caso pues se encontraba en su apogeo el Rock ‘n’ Roll y no era fácil sobresalir con su conservador estilo pero a pesar de eso, adquirieron renombre entre la juventud con “La chica de los ojos azules” . . . Fueron muchos y muy variados los temas incluidos en los LP editados en nuestro país bajo el sello RCA Víctor y con ellos obtuvieron reconocimiento más que suficiente para continuar en nuestro pensamiento.

[wonderplugin_audio id=349]