Comentarios

CADENAS MALDITAS — 3 comentarios

  1. Còmo olvidar este acontecimiento fìlmico. Creo sin temor a equivocarme la mayorìa de los adolescentes de nuestra generaciòn deseàbamos que esta pareja se llegara a consolidar sentimentalmente e incluso llegaran al altar, pero la realidad fue otra y el Sr. Guzmàn ha dicho en alguna ocasiòn, que ella, nuestra gûera, nuestra novia, lo habìa cortado por andar de “facilito”. Ni hablar del peluquìn mi estimado Enrique, recuerda que dice el refràn: Matrimonio y mortaja, del cielo baja. Asì lo decìa mi suegra. Esta cinta nos revela algo que quizàs en la vida real fue muy cierto, éramos muy inocentes pues el hecho de mentir y exagerar las cosas, muchas y en la mayorìa de las veces nos salìan mal; y lo peor de todo, era reconocer que la regamos. Esto fue lo que le pasó a Enrique. El melodrama del joven que quiere triunfar y abrirse paso en la vida, hacerse valer por si mismo, demostrar a propios y a extraños, que cuando se tiene talento y ganas de hacer las cosas, se triunfa. En algunas escenas llegò a participar el inolvidable señor Don Humberto G. Tamayo, toda una instituciòn en la Radio. El reparto de primera lìnea Augusto Benedico, Bertha Moss, Angelìnes Fernàndez, Georgina Barragàn, Arturo Cobo “Cobitos”, Elmo Michell, entre otros. Ya en ocasiòn anterior comparti que tuve a bien recibir como regalo de mi Onomàstico el mismo dìa que se estreno en el cine Alameda el 13 de junio de 1963. ¡Que agasajo!…inolvidable el dìa de mi Santo San Antonio de Pàdua. Asi me tocó vivirlo.

  2. Están equivocados, el “Chamaco” Domínguez era Armando, autor de Cadenas Malditas, y no Alberto como en su nota afirman.

    Gersio dijo:
    Muchas gracias por su observación Sr. Yáñez, en forma inmediata procedemos a corregir nuestro error.

  3. ¡Que recuerdos! cuando cumplí 15 años, mi mamá me llevó a ver esta película, que emoción sentí cuando escuché la canción, no la conocía y la verdad, Enrique la cantó estupendamente . . . Gracias por compartirla en este hermoso espacio.

    Gersio dijo:
    El mismo efecto nos causó a nosotros, muy buen arreglo y magnífica interpretación . . . Saludos afectuosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *